Hacer el amor o tener sexo?

(Este es un artículo que será un regalo para algunos…., los que busquen)

Hacer el amor y tener sexo

El otro día fuimos a tomar un café con un grupo de amigas, la conversación ineludiblemente (y como corresponde a nuestro género) nos llevó a hablar de nuestras amores y relaciones intimas, las que estaban casadas del desgano que las invade, las que no lo están pero tienen parejas, de lo efusivos que son sus encuentros íntimos. De ahí salieron una serie de detalles que me dejaron reflexionando. Del grupo de seis que habíamos ahí, todas hablaban de cuando “tenían sexo”, sin embargo ninguna hablo, “cuando hacían el amor”, ¡que gran diferencia!.

Desde temprana edad, incluso antes de entrar en el mundo intimo con una pareja me preguntaba el porqué del sexo, si Dios o como queramos llamar a esa fuerza que lo contiene todo, creó con tanta perfección en el ser humano (y al Universo entero), por qué entonces haría que ese aspecto del ser humano que es tan fuerte en él, que provoca tantas consecuencias en el colectivo, no tuviera un sentido, un propósito más que el de la procreación? para preservar la especie?, mmmm…. no es lógico, nos hubiera hecho (a las mujeres) con periodos de apetencia sexual restringidos, como los animales, en otras palabras tendríamos “periodos de celo”, ósea tendríamos unos días en que estaríamos deseosas para recibir a nuestros hombres y en esos días estariamos preparadas para procrear, pero no, el ser humano esta listo, sediento de sentir el placer que provoca una relación intima en cualquier momento, a cualquier hora del día, ¿por qué?, me imagino que muchos de Uds. se lo han preguntado, yo también, ¿encontraron alguna respuesta?, me encantaría saberlo.
Les cuento mi experiencia,  desde que nació la inquietud comencé a buscar información, a leer a distintos autores sobre el tema, hasta que cayó en mis manos un libro, en él encontré material que decía que en el sexo estaba oculto uno de los mayores misterios, ¡¡que me dijeron!!, desde ese momento todo tomo un nuevo sentido, tenían razón, claro!, era así, como una fuerza tan grande sería lanzada solo para el goce de la raza humana?, no podía ser, debía tener un sentido mayor, y lo encontré, la herramienta que nos conduce a eso es LA VOLUNTAD.
No es conveniente que hable más porque he llegado a la convicción de que cada ser humano debe abrir sus propias puertas, cuando se las abro sin que exista la necesidad de traspasarla, todo se pierde.
Para terminar, solo agregar, que cosa más placentera es hacer el amor cuando se ama, la caricia lenta, el beso sentido, el roce suave y aletargado, estar en esa persona mientras la miras y a través de sus ojos ves el universo que late dentro de ella (el) , sentir la energía que comienza a moverse, la respiración a voluntad. El cosquilleo en la espalda. En fin…, con que plenitud y fuerza quedamos después de hacer el amor, que vacíos quedamos después de tener sólo sexo.
He acá un poema, a buen entendedor, pocas palabras.

IMAGINO

Dibujo con mis dedos
las finas líneas de tu cuerpo…
e imagino cuatro senderos
invitándome a tu encuentro
un juego de pinceles creando
colores nuevos en tus manos
y místicos acordes brotando
de tus dos luceros negros…

Esculpo con mi boca tu silueta
(Se asoma una época pasada…
y tu alma y mi alma…,
tan viejas como el cielo)

Imagino…
Nueve caballeros con cruces
de tres manos en su pecho
guardando el grial femenino
y todas las señales entregadas
en rituales místicos secretos.

Siete llaves abriendo tu silueta,
doce ángeles sin cuerpo conocido
en trono dorado sentados a tu diestra.

Un arlequín gritando al oído
que eres mío,
ordena bordar en tu pecho con mi beso
la palabra secreta…, con el nombre de seis letras.

(Y será mía tu alma impura,
develando los misterios del ungido)

Y en epilogo a este encuentro
dibujo tu entrepierna con mis dedos
¡y veo brotar una espada refulgente!
fundida en voluntad…, que por siglos yace en sueños.
(Y un murmullo de silencios
me dice con voz queda)

“Despierto no será, hasta que el hálito en ascenso
derrame hacia el cielo la semilla que da vida
y quite el letargo…, de un sueño prisionero.

Etiquetas: , ,

10 comentarios to “Hacer el amor o tener sexo?”

  1. Interesante y complejo asunto el que tratas acá, Patricia. Quisiera ser el hombre más inteligente del mundo, tan inteligente que pudiera dar una respuesta objetiva y equilibrada al interrogante que planteas un tu excelente post.

    Pero como no lo soy, me limitaré a relatarte una conversación que escuché ayer –involuntariamente– mientras tomaba un café, y que algo tiene que ver con el eterno dilema amor/sexo: Junto a mi mesa estaba sentada una pareja relativamente jóven. En un momento dado él le dijo a ella:

    – Háblame del amor.
    – ¿Qué quieres que te diga?
    – Qué sé yo… cualquier cosa. Por ejemplo, ¿qué puedes decirme de las novelas de amor?
    – Me gustan.
    – ¿Y de los poemas de amor?
    – Algunos dicen la verdad (respondió ella algo titubeante)
    – ¿Y de los hombres que te han amado?
    – Todos eran unos mentirosos. Me enseñaron una sola cosa: ahora soy yo quien les miente.
    – ¿Y de ti misma, cuando amabas?
    – A veces creía en mis propios sentimientos.
    – Cuéntame una experiencia, por favor.
    – No fue un hombre afortunado. Ni recuerdo cómo lo conocí. Nos encontramos perdidos en un día cualquiera. Dijo que me amaba. Sufrió por ello. Yo también sufrí.
    – ¿También a mí me estás mintiendo, también juegas conmigo? (preguntó finalmente el hombre)
    – Es tarde. Me están esperando. Te llamo mañana…

    Pagué mi café y salí a la calle. No quería seguir escuchando. ¡Somos a veces tan complicados los seres humanos!

    Feliz fin de semana, Patricia.

  2. Luis, gracias por tu visita y comentario, es un asunto tan complejo, pero dime si no hay belleza y profundidad en lo que en apariencia es complejo?. Me encanto tu dialogo, estaba como un cuento al cual querías amarrarte para seguir leyedo. Ahora, sería interesante preguntarse un poco más sobre este tema verdad?, tanta fuerza…, tanta energía…,
    Un abrazo,

    Patricia

  3. Patty:
    Tal vez esta sea una respuesta un tanto pragmatica para tan bello texto y la forma de plantearlo.

    Pienso que es muy positivo como en otros ordenes de la vida, sabes que es lo que uno realiza, en forma conjunta en este caso de sexo puntualmente:

    Si haces el Amor se estará en la plenitud, en una de las uniónes, comuniones más profunda entre dos personas, -la pequeña muerte como la llaman los franceses al orgasmo-, me refiero al orgasmo mutuo, en el mismo momento, yo le llamaría la Vida, tal vez los franceses pusieron ese nombre por el hecho de trascender.

    Si una pareja tiene sexo, y ambos estan de acuerdo en que esto tienen, será una descarga química, física, tal vez mas primitiva, no por ello menos valedera, simplemente diferente, tal vez como opuestos del párrafo anterior.

    Lo importante es no lastimarse, o lastimar al otro/a en cualquiera de las dos ocasiones, cuidar del la otra parte.

    Abrazo Amiga!
    Marcial

  4. Te diré que el sexo sin amor para mi no existé en el sentido de dos personas, creo que el sexo sin amor lo puedes hacer tu mismo sin necesidad de herir a otro ser. Por mi experiencia te diré que siempre he hecho el amor, no he practicado sexo sin más, pero también creo que hay personas que no toman como una necesidad fisiológica. Las mujeres dicen que somos más pasivas, creo que se equivocan, quizá hasta creo que somos las más apasionadas, también te diré que en el caso de abstinencia nosotros no lo necesitamos, quiero decir que pueden pasar años sin hacerlo y no tenemos ningún trauma. El orgasmo mutuo como dice Marcial creo que es el clímax, la cima de todo el amor, llegar juntos es lo máximo. Aunque pocas veces se consigue. Te podría explicar muchas situaciones que he vivido, pero creo que no es el lugar. Algún día en la intimidad te contaré. Besos Marola

  5. Este poema nos ayuda a reflexionar sobre la diferencia de hacer sexo y hacer el amor, ya que la modernidad de este tiempo aveces nos hacen confundir lo uno de lo otro. Pero el corazon no se puede enganar y cuando hay amor lo sientes y se sienten emociones y sentimientos differentes a cuando solo haces el sexo. El amor es algo sublime y solo lo sientes con esa persona especial a la que amas y deseas.

  6. Un gran amor podría tener un frustrado final a causa de un sexo mal ejercido o sin educar, a la par, contrastando posibilidades, de un buen polvo podría desprenderse una idílica historia de amor. El sentimiento más grande de la humanidad no tiene límites ni direcciones. Es incondicional.
    Una vez leí que cuando dos individuos de diferente sexo se gustan, subliminalmente, están calculando la capacidad de reproducción por el físico, el tamaño de los pechos, las caderas, el trasero, el torax, etc. El sexo, al igual que un romántico reencuentro, puede ser el camino hacia este amor que amoldamos a nuestros criterios, deseos y sueños

    Moi

  7. Eduardo, creo qeu este post iba más alla de un buen o mal sexo, iba a que el sexo en sí, siempre basado en el amor, tiene màs que entragarte que el mero placer, hay contenidas fuerzas, en fin…, es un tema complicado y complejo.
    Un abrazo, 🙂

  8. Escribo cuentos pero aquí no, no con este tema tan serio.
    No metamos a dios en nuestra cama. Ni al diablo, aunque quizás sea nuestro mejor amigo y concejero para esos momentos.
    ¿Por qué hacemos sexo? o ¿Por qué hacemos el amor?
    Y yo diría ¿Por qué copulamos? La respuesta en muy sencilla: Esencialmente por Placer. Y en esta respuesta incluyo a los millones de especies en la naturaleza que en pareja se unen a cada instante hasta nosotros mismos, los seres humanos; somos los únicos en esta inmensa lista que hemos creado, a partir de nuestra conciencia, un sin fin de motivos y excusas para hacerlo o no hacerlo. Somos los únicos en este vasto reino de la naturaleza que decimos que copulamos para perpetuar la especie, o por amor, cuando otra es la fuerza que nos mueve: El instinto Sexual… Y por supuesto, el premio es el Orgasmo. Ninguna mujer copula pensando en los gritos de dolor que dará en la mesa de partos o en el de abortos, sino en lograr el máximo éxtasis que le produzca las contracciones de su orgasmo; y a ningún macho-araña le importa que será canibalizado después de que la Viuda Negra logre tocar el cielo.
    No olvidemos que la “conciencia” es una ilusión del cerebro y dentro de esta: los conceptos como el Amor.
    ¿Pero el amor es bello? Claro que es bello, además de ser el mejor afrodisiaco para el sexo.
    Por eso “Hagamos sexo”, “Hagamos el amor”, “Copulemos”… POR PLACER.
    Y sólo hagamos hijos por amor.
    Saludo Patricia, y gracias por plantear el tema.

  9. Michaelangelo, gracias por tu bien logrado comentario, es un tema que da para mucho verdad?, creo que cada uno debe encontrar su propio camino en esto, es lo que nos toca vivir, encontrar nuestro camino.
    Slds., 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: