¿Cómo dejar de ser pobre?

Muchos blogs abordaron el tema de la pobreza hace unos días atrás, algunos puntos quedaron sueltos, conversaciones sin terminar. A raíz de eso y de una interesante reflexión que hicieron mis amigas Karen y Milla sobre este tema, quiero terminarlo tocando un punto y es ¿por qué los pobres no dejan de ser pobres?.
Hay muchas personas que piensan que el que es pobre es porque quiere serlo o no lucha lo suficiente para salir de esa pobreza, idea con la cual discrepo totalmente.
Me pregunto ¿Cómo se deja de ser pobre?.
Toco la pobreza todos los días y veo como los pobres rasguñan las piedras diariamente por tratar de cambiar ese estado, por dejar de ser podridamente pobres, lamentablemente sólo el 1% de esa población consigue cambiar esa condición.
La pobreza no se elige ni se adquiere con opción de devolución por disconformidad, la pobreza se cae de bruces en algunos seres humanos sin que estos puedan decir “no, no te quiero en mi vida”, ésta llega y envuelve a los ¾ de la población mundial, muchas veces perturbando su visión y velando cualquier opción de salida.
El 99% de la población que nace pobre en nuestro país, Chile, muere pobre. Cuando se nace en una familia en que todos sus miembros son pobres, esa cadena se expande envolviendo a cada uno de los integrantes en una pobreza aún más honda. Así de crudas son las cifras que visten la pobreza. Lamentablemente, así de crudas.
Atravesando la pobreza desde la niñez a la adolescencia. ¿Por qué cuesta tanto dejarla?

En la primera etapa de vida un infante pobre simplemente vive y crece carente del 90% de los elementos básicos para lograr desarrollarse, no cuenta con las herramientas necesarias para salir de esa pobreza, tales como; alimentación adecuada, EDUCACION, estímulos (en todas las áreas), cuidados, abrigo y mínimas comodidades como luz, calefacción, muebles básicos. Esto suponiendo que logra asistir a una escuela, no hablemos, ni soñemos siquiera, con que este niño pueda ir a un colegio particular, donde la diferencia entre la educación privada y publica es abismante y decisiva a la hora de forjar un mejor futuro, al menos en Chile y muchos países de Sudamérica. Dejaré a África fuera de este análisis ya que los números se nos escaparían, sólo como referencia en África se encuentran los veinte países más pobres del mundo.

En la mayor parte de los casos esos niños deben salir a pedir a las calles o a trabajar clandestinamente cuando todavía no tienen más de 10 años.
Al entrar a la adolescencia ese joven trae como carga un pasado que solo logra limitar sus opciones. No tiene la educación suficiente para optar a una carrera técnica, en el 87% de los casos los adolescentes que habitan en la pobreza no terminan la educación media, muchos ni siquiera la básica, elemento mínimo requerido para continuar con estudios superiores. Entonces ¿qué hace?.

La drogadicción, delincuencia y prostitución esta presente día a día en la vida de los adolescentes pobres. En el caso de las niñas el 70% de ellas queda embarazada antes de los 16 años, muchas de ellas son abusadas o entran a la vida sexual ¡antes de los 14 años!. Lamentablemente los índices nos muestran que muchos de esos abusos son ocasionados por familiares, ésto debido a la promiscuidad y alto grado de alcoholismo en el medio ambiente que se desenvuelven.
El bajo margen de adolescentes que se escapa de esa plaga y trata de seguir estudiando se encuentra con la barrera económica. Cualquier instituto que imparte carreras técnicas en Chile, (¿no vamos a soñar con universitarias verdad?), cuesta no menos de $120.000 mensuales, si este adolescente consigue un trabajo con el sueldo mínimo que son $160.000 y gasta $50.000 en movilización y algo de alimentación, queda con saldo negativo, esto sin contar en que debe ayudar en su casa, comprar materiales de estudio y algo de vestimenta. Pero, con esfuerzo algunos pocos lo logran.

Pero que pasa con el que no tuvo la fuerza para luchar contra la lacra de la droga y no logró terminar su educación media, requisito para avanzar con una carrera técnica. Ese joven esta inhalando pasta base en los barrios marginales de las grandes ciudades, las niñas embarazadas a muy temprana edad y muchas de ellas con menos de 12 años prostituyéndose.
Ahí están nuestros jóvenes, sin esperanza porque no la conocen, sin encontrar salidas porque las puertas están cerradas. Jóvenes que no tuvieron ninguna opción.

En chile existe en este momento, los índices más altos de delincuencia de los últimos años. La mayoría adolescentes o niños. Roban, asaltan, los atrapan, entran en las cárceles y salen a los dos días, ¿por qué? porque el sistema judicial no esta funcionando como debiera. Muchos de nosotros hablamos pestes de estos jóvenes, discutimos en nuestros círculos, “Cómo es posible que los suelten”. Todo eso es verdad pero si me calmo y reflexiono, si ahondo en su medio ambiente, en su cultura, en su condición social debo también aceptar que la sociedad los empuja a eso, es una salida fácil, la única salida que ellos, con su falta de cultura y claridad mental, ven para dejar la miseria en que viven, la única salida que se les ofrece para sacar a sus hijos o hermanos de esa estado de pobreza que va consumiendo la esperanza.

Cabe preguntarse, ¿Qué hago yo por ser un grano de arena y ayudar a que uno, solo UN niño o joven trate de salir de ese estado, que hago yo?

Mientras Ud. lee esto, 60 niños acaban de morir de hambre. Los datos aseguran que un niño muere de hambre cada tres segundos, 20 mueren cada un minuto, 1200 cada hora. Sólo hagamos matemáticas y pensemos…
Si niños mueren de hambre, MUEREN PORQUE NO TUVIERON UN PEDAZO DE PAN por días, semanas tal vez, entonces me pregunto, ¿cómo dejan de ser pobres si ni siquiera pudieron conseguir un trozo de pan?.

Anuncios

7 comentarios to “¿Cómo dejar de ser pobre?”

  1. Hola Patricia, Milla y yo estamos en mi computadora, ya que la de ella está apagada, reportándonos con los amigos. Sucede que estamos, hace más de 2 semanas, sufriendo apagones de entre 8 y 10 horas diarias en nuestro país, en las zonas en que vivimos ella y yo, hay zonas que se apagan por hasta 20 horas… Por esta razón casi no podemos asomarnos por internet, tenemos los minutos contados…. Volveremos tan pronto sea posible. Karen.

    Hola! Como le contaba a J, esto de la luz es muy viejo en nuestro país, y mejora y luego empeora, es una larga historia, muy larga. Para mí es bien fatal ya que mi trabajo “de verdad” es en la compu, y tiene un atraso espeluznante, por lo que cada minuto posible de luz se lo dedico a avanzar un poco en él. Se supone que esto se arreglará como en una semana y entonces podremos volver en dos (ya que en la primera semana estaremos sacando los atrasos). Pero es un tiempo aproximado. Milla.

    Nos habría encantado quedarnos un rato y leer tu artículo con calma y comentarlo, pero no podrá ser hoy. Besos para ti y (esperamos) hasta pronto. Karen.

    Nos leemos pronto. Milla

  2. Ya te contesté en tu pagina, solo reiterar que espero todo se solucione pronto, un abrazo. 🙂

  3. las cifras me dejaron impactada y yo que pense que en Chile la situacion de la pobreza no era tan alta como en el Peru. Creo que mucho puede hacer el gobierno y organizaciones gubernamentales para ayudar a mejorar las condiciones de salud y educacion.

  4. Saludos poeta. Recién publiqué una tesis que plantea la modificación paradigmática e¡dentro del sistema educativo como alternativa en la erradicación de la pobreza. En este momento estoy culminando mi libro No. 5 que lleva por título: “Los Ricos si van al Cielo”.
    Leía tus palabras, algunas de ellas citadas en el mencionado libro, y me gusta la forma como escribes, muy limpia. Pero en cuanto al contenido, creo que es muy cierto que nadie escoge la pobreza como estilo de vida. Pero una vez que esta “cae de bruces” quienes se ven inmersos en ella, poco hacen por romper las cadenas. Si es cierto que luchan por un pan o un trozo de tela que les caliente, pero poco de esto lo hacen con la firme convicción de salir de la pobreza, mas bien lo hacen para sobrevivir a ella.

    Considero necesario que dejemos de alentar la pobreza con frases justificativas que muchas veces hacen mucho daño a quienes padecen los estragos de este terrible mal. Muchos se sienten cómodos entre palabras de consuelo y expresiones afectivas de lástima e inconscientemente prefieren mantenerse dependiendo de las ayudas de gobiernos e instituciones.

    Un abrazo desde las montañas andinas de Venezuela.

    Carlos Méndez Z.

  5. Querido Carlos, gracias por tu contundente comentario, te encuentro toda la razón, es sólo que es un tema difícil y largo de comentar. Hay unos pocos seres humanos que habitan en la pobreza que tienen esa fuerza necesaria para arrastrarte por el fango de las dificultades y salir de ella, conozco algunos casos que sería dignos de mencionar pero por respeto a su anonimato lo dejaremos así, pero no son muchos los que heredan esa garra, la mayoría son seres humanos que luchan con dientes y uñas, pero apenas logran atisbar una vida un poco más serena. También existe el otro lado, aquellos que hacen usufructo de su pobreza y viven para reclamar, pedir y quejarse, a ellos no los toco, no valen la pena para mí.

    Ojala nos regales parte de tu libro, si puedes hacerme llegar el dato donde comprarlo o tal vez enviarme a mi correo algunos esbozos para poder copiarlos y compartir parte de tus reflexiones con nuestros amigos, sería grandioso.

    Un abrazo. 🙂

    • Hola Patricia.
      En cuanto a la “garra” que se requiere para romper las cadenas que condenan a la miseria, es aquí donde deben intervenir con toda su fuerza y poderío económico las Instituciones Gubernamentales, en lugar de gastar el patrimonio público en ayudas “miserables” que sólo sirven para suplir una necesidad de forma paliativa, – lo cual termina por alimentar más a la misma pobreza, que a quien la padece – se debe invertir en programas educativos que transformen la conciencia financiera de cada ser, lamentablemente las estructuras partidistas se sostienen con este tipo de problemas, es decir, que mientras existan pobres los políticos tendrá en que basar su permanencia en el poder.
      A menos que se transforme la manera de pensar de cada ser, la “garra” seguirá oculta dentro de cada uno de los que sufren las consecuencias de este flagelo. Nuestros sistemas educativos deben ser modificados, se deben formar individuos con mentalidad de “YO PUEDO” “ES POSIBLE” para que se despierte el gigante que habita tras las cortinas de imposibilidad impuestas por las ideas mediocres sembradas desde su infancia.
      En cuanto a mis libros, en realidad no se en que países son distribuidos en este momento, sé que están en librerías de Estados Unidos, Colombia y Venezuela. Pero escribe a nuestra editorial y te enviarán información detallada. espacio.creativo.3000@gmail.com
      Algunos fragmentos, meditaciones, artículos y poesía mía, está publicada en la cuenta Facebook

      http://www.facebook.com/search/?q=carlos+mendez+z&init=quick#/pages/Carlos-Mendez-Z/123916590693?ref=search&sid=1127654207.2197244698..1

      Un abrazo.

      Carlos Méndez Z.

  6. los jovenes estamos en peligro a nadie le importa nada se piensan que los pibes se drogan por que les gusta no saben lo que no es tener esperanza en algo ,,en un futuro o minimamente aspirar a un trabajo digno,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: