Dominó y el espacio tiempo

 

La vida se me parte, no puedo retener los pedazos de lo “real” y de aquello que si lo es, (y a pesar de ello, no se “ve”, curioso.)
Se pasean los trazos en tenue danzas ante mis ojos mostrándome siempre, los dos o tres lados que posee cada milagroso instante, sincronizando los tiempos para que imaginemos que se mueve.

Imaginamos – la – vida – en – un – largo – eterno – e -interminable – espacio – tiempo. (“Y sin embargo, se mueve” ) y sin embargo todo acontece en -UN – solo – magnífico – instante que une del primero hasta el último punto, como un infinito e incansable juego de domino en cadena. Cada movimiento determina el siguiente, cada acción determinará la siquiente…

Anuncios

5 comentarios to “Dominó y el espacio tiempo”

  1. Cada movimiento determina el siguiente, cada acción determinará la siguiente…

    Es impresionante lo profundo del mensaje, claro esta que no aparece a simple vista, es para analizarlo.

    En una nota personal, he descubierto el siguiente movimiento de mi accion………

  2. Creo que nada en la naturaleza ni su maravillosa transformación esta a simple vista, o tal vez…, este tan a la vista que nos olvidamos de ver. Como dice el principito, lo esencial es invisible a los ojos.
    Me ha gustado que al menos tú, lo hayas visto.

    Saludos, Patricia

  3. Enhorabuena por esa publicación. Que no sea la última.

    Un saludo afectuoso.

  4. Tu gran texto, no tiene desperdicio, es en su sencillez tan profundo como bello. Y me trajo a la memoria este canto cuyo autor nunca supe.

    Miguel Angel

    La Danza Cósmica

    Danzando en todos los mundos a la vez.
    Y ante todo en el mundo de la materia.
    Mira el gran halo redondo orlado con los símbolos del fuego,
    dentro del cual Dios está danzando.
    Es el soporte para la naturaleza,
    para el mundo de la materia y la energía.
    Dentro de él,
    Shiva Nataraja danza la danza del ir y venir sin fin…
    Este es su “Liila”,
    su juego cósmico,
    jugando por amor al juego,
    como un niño.
    Pero este niño es el orden de las cosas.
    Sus juguetes son galaxias,
    su patio de juego es el espacio infinito,
    y entre dedo y dedo,
    cada intervalo es de millones de años luz…
    Jugando entre las estrellas y dentro de los átomos.
    Pero también es un juego dentro de cada ser viviente,
    cada criatura sutil,
    cada niño,
    hombre y mujer.

    Tu gran texto, no tiene desperdicio, es en su sencillez tan profundo como bello. Y me trajo a la memoria este canto cuyo autor nunca supe

  5. Querido Spender, que alegría verte por acá, pienso lo mismo, ojala no sea el último.

    Miguel querido mio, sé que tu mejor que nadie puede navegar en el alma de estas palabras.
    Gracias por tan hermoso texto, lleno de profundidad.

    Otro beso para ti.
    Patricia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: