Archive for noviembre, 2009

noviembre 30, 2009

Denez Prigent, Lisa Gerrard. Desvaríos.

Teresa dejó la taza de té sobre la pequeña mesa que estaba al lado del sillón, no quiso mirar por la ventana aún a pesar del ruido del motor que le golpeó las sienes. Los pasos se acercaban a la puerta. Permaneció sentada. El timbre sonó ronco, retumbando como un cañón en las paredes de la casa.

Héctor bajó la escalera con pesadez, al ver a Teresa que permanecía inmóvil, se quedó de pie. El cabello cano se debilitó sobre su cabeza y se vio como un anciano. Las manos arrugadas permanecieron al lado de sus piernas, como dos cuerdas sin vida. La mirada quedó fija en su mujer. Permaneció ahí, sin hacer el menor movimiento.

El timbre sonó una vez más.

Teresa se levantó con la mirada perdida y caminó hasta quedar al lado de su marido, dio media vuelta, estiró la mano, tomó la perilla y la giró. A medida que la puerta se iba abriendo aparecieron las figuras de dos hombres, vestían un impecable uniforme azul, ambos soldados sostenían su gorra en las manos.

–         ¿La señora Teresa Gordon?

Teresa  no pudo permanecer de pie, las piernas se doblaron ante el peso del dolor. Héctor se agachó hasta quedar abrazado a su mujer mientras las lagrimas corrían por su cara. No podía respirar, esos uniformes azules les estaban estrangulando el aire.

–         Lo lamentamos mucho, el presidente de los Estados Unidos le da su más sentido pésame – dijo el soldado.

Philipp era su único hijo, recién había cumplido diez y nueve años.

noviembre 29, 2009

Desvaríos, Lisa Gerrard

Estados de lucidez

La noche aplastó mi silencio, miré la última estrella que colgaba en una esquina del cielo y me remangue los ojos, necesitaba verla interiormente, no pude porque los pensamientos aplastaron mi visión.

noviembre 25, 2009

Tertulia Literaria, última de este año.

¿Qué podría decir de la tertulia final?. Hay tanto. Leíamos Manuel Andros y yo.

 Llegué temprano, quería tener tiempo para estar un rato con la gente que no tengo oportunidad de conversar. Ya había llegado Edmundo Moure, quien conversaba animosamente con Lucho Neuhauser,  es curioso, cuando invitamos a los escritores a leer a las tertulias es tan poco el tiempo que tenemos para profundizar con ellos, que con

read more »

noviembre 24, 2009

La Cantata del alma, UNIACC

Hago llegar a Ustedes invitación a un programa muy especial, el cual no deberían perderse.

“A través de la coordinación de los cursos electivos de “Tendencias del Arte Contemporáneo”, tiengo el agrado de invitarlos al estreno de “La Cantata del Alma “, obra poética, musical y teatral que se llevará a cabo el día 25 de noviembre a las 20:00 hrs, en el auditorio de la universidad UNIACC (Av. Salvador 1200).”

 

noviembre 23, 2009

Reflexiones

Se me pide que escarche la poesía en las ventanas de mi pieza y no puedo, la engancho con mi garfio solitario para que no me duelan los dedos, igual se me escapa. Me siento en el suelo, está frío, un frío que entume, miró a mi alrededor y todo está tan  blanco, de tiniebla y de nieve, blanco de nieve…

Quiero llorar de impotencia, no hay poema que erice mi piel, no los de ahora…, pienso en el desatino de mi pelo, como se va enredadndo con la vacuidad del verso silencioso. Mi deseo se aplasta con las letras que corren sin destino y quedo muda.

De pronto alzo mis ojos como si una luz infame me empujara hacia ella, y lo veo. Una sombra erguida desgarra mi cabeza.  Es tan grande, alto. Una mirada profunda se le arranca de los ojos y me cae en la cara. Sus manos arrugadas y su cuerpo gastado se mueven con lentitud hasta quedar a mi lado, me dice con tono sumiso:

– ¿Puedo?

– Claro – le contesto sin despegar los ojos de los suyos.

Su cuerpo inmenso cae pesado en el suelo, quedamos sentados mirando a la nada.

– ¿Qué haces acá Whitman?

– Tú me llamaste.

– mm.. seguramente, no me di cuenta.

– Escúchame, las palabras son sólo palabras, lo importante es si traen amarradas en su cola de cometa el sentimiento, sin él, nada vale pequeña. Luego das el orden, como en el universo, si no hubiese orden, la belleza y perfección no existiría.

– ¿Lo crees?

Me mira como diciendo, “¿es necesario que responda?. Pienso que no, entiendo lo que quiere decirme y me acurruco a su lado, tomo su mano y  me pierdo en la semilla de sus dedos por un rato. Le pido que me haga un poema sólo para mí.

– Ya lo tienes escrito, está en tu memoria, esa que viaja a través del tiempo, todo esta escrito pequeña, todo. Una y mil veces se ha escrito lo que ya existe.

Me agrada que me diga pequeña, me siento así a su lado.

– ¡Mira, mira quién vino a verte! – Dice mientras apunta con su dedo índice a una sombra.

 Focalizo hacía la figura que se está acercando. Es él, con la pesadez de Dios en la espalda, es tan hermoso…, y tan diminuto.

– ¡Rilke!

– Hola querida Lou

– No soy Lou.

– No importa, todas son ella.

– ¿A qué has venido?, ¿no me dirás que  a ti también te llamé?

Me miró y esbozó una sonrisa. Mi voz tembló. Me sentí descubierta.

– Bueno…, puede ser, me puse a leer algunos poemas, escritores contemporáneos tu sabes…  De pronto sentí  necesidad de volver a ustedes, a esos versos con los que me he arropado tantas veces. Luego quise hablar con alguien coherente. De esas personas que te hacen hundirte en las ideas  hasta que las comprendes, no sé…, lamentablemente no había nadie cerca, fue entonces cuando pensé en ustedes “si estuvieran vivos”…, iría, aunque tuviera que cruzar mil océanos, iría a buscarlos para hablar, hablar sin nada predispuesto, sólo hablar. Lamentablemente están muertos.

– Bueno, acá nos tienes – Dijo Whitman con la mirada perdida –  la muerte es otra ilusión, una de las tantas con que convive el ser humano, ¿me ves muerto?, no verdad, la idea de la muerte es dejar de existir, yo todavía existo, existiré siempre. Si quieres hablarme sólo tienes que llamar y vendré.

– Lo sé…, ahora lo sé. Gracias

Dije mientras dibujaba un circulo en el suelo con mis dedos, luego mirando a Rilke le pregunté:

– Dime, como logras hacer que un poema pueda sintetizar la existencia misma de Dios.

– Porque Dios está en la palabra, sólo debes aprender a encontrarles el alma.

 Los tres permanecimos sentados en el suelo, curiosamente ya no había nieve, sólo una gruesa alfombra de pasto. Se sentía bien. Comenzamos a mirar las estrellas y a reflexionar en como se las arregla Dios para que todo funcione tan perfecto habiendo tantos universos, luego Rilke dijo:

– No creo que le quite tiempo, él es cada uno de esos Universos.

Whitman lo miró y se largo a reír. En unos minutos estábamos los tres riendo, no sé por qué, no tenía nada de gracioso. Tal vez porque imaginamos a Dios enrollando sus dedos en los brazos de Andrómeda.

Poemas tempranos (Maria Rilke)

Ésta es la nostalgia: morar en la onda
y no tener patria en el tiempo.
Y éstos son los deseos: quedos diálogos
de las horas cotidianas con la eternidad.

Y eso es la vida. Hasta que un ayer
suba la hora más solitaria de todas,
la que sonriendo, distinta a sus hermanas,
guarda silencio en presencia de lo eterno.

No puedes esperar hasta que Dios llegue a ti
y te diga: yo soy
un Dios que declara su poder
carece de sentido.
Tienes que saber que Dios sopla a través de ti
desde el comienzo,
y si tu pecho arde y nada denota,
entonces está Dios obrando en ti.

Etiquetas: , ,
noviembre 23, 2009

Poesía de Patricia Gómez y Manuel Andros

 

Lectura poética donde participaré junto al poeta Manuel Andros. Nos acompañará musicalmente el prestigioso Sergio Polansky.

Martes 24 de Noviembre. 19:30 horas.

noviembre 23, 2009

María Rilke

Fugacidad

Arena volátil de las horas. Constante y sordo ocaso
de toda construcción, aun feliz y bendita.
La vida sopla siempre. Se yerguen ahora aisladas
las columnas, que ya nada sustentan.

Pero ¿es triste el decaer, como el regreso
de la fuente al espejo, al que salpica con destellos?
Aferrémonos a los dientes del cambio,
para caber enteros en su testa que contempla.

Cielo nocturno y estrella fugaz

El cielo grande, lleno de magna contención,
un almacén de espacio, un exceso de mundo.
Y nosotros, demasiado lejos para tomar forma,
y demasiado cerca para la retirada.

¡Cae una estrella! Y nuestro deseo se adhiere,
alzando la mirada perpleja, rápidamente a ella:
¿Qué ha empezado, y qué se ha consumido?

noviembre 22, 2009

María José Cabezas, Diego Valdés, Don Nadie, Claudio Rojas

Tertulia 17 de Noviembre

Juventud, anhelada y sobredimensionada juventud. La noche estuvo repleta de ella, los rincones se dejaron aplastar por la energía y sonrisas seductoras que se escapaban de los rostros de los jóvenes escritores que nos acompañaban en la penúltima tertulia. Hubo de todo, nerviosismo y ese llanto vedado, ese que se esconde tras el reclamo. ¡Que noche!,

 El barracón estaban brindando junto a Don Nadie, guitarrista, cantante, hombre enamorado, hombre lleno de sueños y de luchas. Con una personalidad que no sospechaba. Había venido a varias de las tertulias, siempre con una sonrisa

read more »

noviembre 16, 2009

Mientras tanto, ¿Qué hacemos?

The Island (Paul Brady)
 
They say the skies of Lebanon are burning
Those mighty cedars bleeding in the heat
They’re showing pictures on the television
Women and children dying in the street
And we’re still at it in our own place
Still trying to reach the future through the past
Still trying to carve tomorrow from a tombstone…

Chorus

But Hey! Don’t listen to me!
This wasn’t meant to be no sad song

read more »

noviembre 11, 2009

Cecilia Almarza y Hugo Knust

La música en las tertulias donde exponían Gregorio Angelcos y Tere Calderon fue ejecutada por una encantadora Cecilia Almarza y simpático Hugo Knust, ambos amantes de la Bossa.

noviembre 11, 2009

Reflexiones

Gregorio Angelcos y Tere calderon eran nuestros invitados en las Tertulias Literarias de ayer, escritores que se dieron el tiempo de compartir con nosotros, hablarnos de sus obras, desnudar algunos pensamientos, compartir historias.

Es curioso como uno comienza a ahondar en esas almas que viven por y para la palabra, no se si me gustarían sus luchas…, no sé si compartimos las mismas ideas, pero nunca dejo de sorprenderme y de maravillarme incluso, por esa diferencia que nos hace tan únicos. 

Ayer cuando terminó de exponer Gregorio, me fui rauda, era muy tarde para mí, y para varios de los que trabajamos con horario, pero además de la hora, quería arrancar, necesitaba estar sola, necesitaba silenciarme, aquietarme y rumiar con mi mente lo que había recibido. QUe por demás esta decirlo, fue muy valioso, es gente que ha vivido entre

read more »

noviembre 10, 2009

Desvaríos

William Blake, Elohim creando a Adan

William Blake, Elohim creando a Adan

Entre el cielo y la tierra

 Apareció un ángel fantástico, uno que no tiene alas, ni cuerpo pero tiene mil lenguas que escupen cielos celestes en mis manos cuando hace frío.

Un ángel soberbio, grande e impetuoso…, uno que es único, mío.

 Entre ese cielo celeste y esta tierra húmeda apareció ante mí y me mostró todos los senderos y calles, caminos y vías  que palpan mis entrañas pero no mi tacto.

 Y fui libre, tan libre que pude volar de mí misma hasta perderme en sus alas.

 

noviembre 4, 2009

Humberto Zaccarelli, Cristina Araoz

Tertulias Literarias Abiertas, martes 3 de Noviembre

Album de fotos, acá.

Creo que la noche de ayer tuvo algo que la hizo diferente, especial, ¿habrán sido los invitados?, siempre tenemos invitados destacables,  ¿entonces qué fue?, no lo sé, seguramente que es primavera.

 El recinto estaba lleno, varios asistentes tuvieron que quedar, lamentablemente de pie. Había mucha juventud, lo que me llena de alegría, había experiencia lo que me llena de gratitud por lo recibido y habían destacados escritores y amigos como invitados, lo que me hizo sentir en casa.

 Partimos con Cristina Araoz poeta argentina que esta de visita en nuestro país. Encantadora, con una experiencia envidiable, profesora de literatura, con más de quince premios en poesía, un buen número de libros editados. Una mujer exquisita de tiempo y experiencia, valorable a morir en calidad humana.

 Él, él era todo un personaje, el Sr. Humberto Zaccarelli, imparte clases en dos universidades de Santiago, por lo tanto varios de sus alumnos lo acompañaron, lo que llenó el aire de renovadora energía. Partimos como es habitual, con

read more »

noviembre 2, 2009

Tu me quieres blanca

Alfonsina Storni
Blanca

Tú me quieres alba,
Me quieres de espumas,
Me quieres de nácar.
Que sea azucena
Sobre todas, casta.
De perfume tenue.
Corola cerrada

Ni un rayo de luna
Filtrado me haya.
Ni una margarita

read more »

noviembre 2, 2009

Poema al lector, Patricia Gómez

Poema al lector

En revuelo tus manos
y tu boca toda,
revuelo de ojos y tacto
y todos los mundos…,
los tuyos y míos, en un revuelo sin fin.

Se violentan los minutos,
mientras en sacro silencio me lees,
¡en este instante exacto!,
donde no hay otro más pleno,
que este mismo…,
no hay otro más puro,
que este exacto…,
(y en oleajes silenciosos
tu alma en desorden,
se vierte en la mía)
Alborotado los pensamientos…

read more »