Archive for ‘Poesía’

diciembre 5, 2011

Durmiendo en la nada, Ernesto Moreno Radyk

Durmiendo en la nada / Ernesto moreno radyk

Hoy he vuelto de mi viaje a la nada
Cargado de pesares nuevos
ahuyentado por la parca impune 
inmóvil de pereza
mojado por lluvias tortuosas y frías
mi alma de sustos locos no descansa
 que misteriosa y vanidosa es la tristeza 
desvarío y el café se enfría  y mi yo quema
 como religiosa rutina, es mi aliada,
como perro fiel a su dueño.
Hoy he vuelto de viaje hacia la nada
aun no sé cuando he partido
aun no sé porque la nada

noviembre 15, 2011

Entre el cielo y la tierra, Patricia Gómez

Entre el cielo y la tierra

Como una mariposa gris me voy descamando,
tenues y transparentes pieles caen en dolorosa letanía
hasta ser parte de la tierra misma.
Miro y me miran como me voy transformando,
con un doloroso olor dulzón y una ausencia ácida.

En un suspiro del tiempo, dejo de sentir y me vuelvo nada,
una nada que comprende una claridad que ciega y ensordece.
Y sin embargo cada día estoy más ciega, más ciega de mundo.

octubre 1, 2011

NO SÉ SI ES MÁS

PATRICIA GÓMEZ

No sé si es más
el rumor de la noche
que se enjuga el llanto
en el halito divino del amado,
o el gorjeo del ave
cuando muere su canto
al quebrarse la mañana.

No sé si es más,
el ronco crepitar del mar,
que al estrellarse violento con las rocas,
se yergue con su garra embravecida
y repta hambrienta por la oscura noche,
hasta alcanzar la boca de la luna,
y en singular abrazo se une a ella enamorado.

No, ¡no sé!
Tal vez es Dios hablándome en susurros,
pero siento una fuerza ajena a este mundo,
que me impele a crear la morada de mi cuerpo
en el cuenco divino de una mano.

¿O es tal vez, el sonido de mi tacto
cuando rasga en premura la agonía
de saberse brotando en ríos milenarios?

mayo 31, 2011

Ruben Vedovaldi

Siento que sólo la sombra me alumbra (Del libro de Miguel Hernandez)

Autor: Ruben Vedovaldi.

En este día me pregunto el mundo
toda la sangre  la carne del miedo,
todo es dolor conmigo bajo el cielo;
el hombre se me rompe de preguntas
y agoniza mi alma sin sosiego

En esta hora me duele el silencio
tanta nocturna nota  tan profundo
caer sin fondo el hombre en desconsuelo;
hoy el amor se me quema en las manos

read more »

abril 1, 2011

Jose Luis Castro A. – Escritor Chiapaneco

Semblanza

 José Luis Castro Aguilar. Economista, historiador, biógrafo, cronista, poeta, y cuentista. Nace en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. México(1953). Autor de los libros: Bosquejos históricos de Tuxtla Gutiérrez(1944), Cronología histórica del periodismo en Chiapas(1955), Marco histórico-jurídico de los procesos electorales de Chiapas(1955), Historia de la Constitución Política del Estado de Chiapas(1966), Diez cuentos chiapanecos y un poema de amor en prosa(2004), hombres ilustres de Chiapas entre otros. Reconocimiento: Valor juvenil nacional (1975), Mención Nacional al Merito Archivístico(1993) entre otros premio, además de ser colaborador de varios periódicos y revistas.

 Donde la poseía nos desarma, hace que duelan los ojos al desmembrarse las palabras marcadas de sentimientos. Desde Mexico, un escritor chiapaneco.

¡ Ah, CÓMO DUELE LA VIDA!
José Luis Castro Aguilar

Para documentar huellas invisibles
de soledad,
abandono,
desamparo,
escribo versos empapados de tristeza,
poemas de amor y desamor.

Costuro mis heridas con cicatrices de recuerdos
con metáforas de lágrimas,
con figuras de dolor.
Beso la puta soledad y lloro a carcajadas.
esta melancolía me enloquece
y me mata.
Allá a lo lejos,
se escucha un canto de amor lastimero,
y un aprendiz de poeta llora.
¡Ah cómo duele la vida!
 

 

 

 

 

noviembre 9, 2010

Ernesto Moreno Radyk

Un hermoso poema que nos deja reflexionando sobre el paso del tiempo, me gusto tanto que quise compartirlo con ustedes.

De vez en cuando
Deseamos bondades de la vida
Planeando beber el vino
de la mejor viña en la puerta del cielo
y en una ráfaga de tiempo
Los sueños cesan estéril
enlutados de promesas
Quedamos repentinamente dolidos
Cubierto por una soledad que nos abruma

Y emprendemos el regreso a las celdas
Dejando recuerdos de besos ya bailados
Viendo transcurrir los años llenos de pesares
Viendo pasar la  vida vacía de vida
Dejándonos huellas que espantan
Enlodados de lejanas memorias
Abandonados en una alcoba lúgubre
Es el fin de la carne cansada
Y el comienzo de la oscuridad del alma
                                         Ernesto moreno radyk

septiembre 14, 2010

Casa Fawal, lectura poetica