Posts tagged ‘Amistad’

junio 1, 2009

UNA POETA SIN FRONTERA

Goroka

Esa senda, la mía, la que yo recorría  incansables las horas, inquebrantable el alma y entonces esa senda, que ungía cada tarde y cada madrugada y era bálsamo y aún hiedra y era algo más que un todo, que la brisa y el soplo de la vida, que el rumor de la playa o el rubor de la ferviente ira incontenida, de la mar que angosta los recuerdos.  Esa senda que a tientas sí existía, y que es apenas nada, porque de nada vivo.”
Me dieron ganas de leerte, de recorrer por pedazos la tierra que fecunda tu palabra, me dieron ganas de que estuvieras acà, tal vez cerca y poder mirarte y tirar palarbas al viento, versos, historias como las que pintas en tus lienzos. Es un agrado ser tu amiga Goroka, tal vez algún minuto de estos tantos universos que amamos nos acerquen un poco. Un abrazo para ti, no tenìa donde decirte que me encantó este texto.

Anuncios
agosto 2, 2008

Un amigo

Los leños de la chimenea arden en sumisa agonía, afuera, esta todo tan claro, la noche se cae a pedazos en mis ojos, el cielo esta titilante, es habitual en las noches estrelladas. Hoy después de 17 años me reencontré con un viejo amigo, fue mi profesor de Piano por varios años cuando mis hijos estaban pequeños. El Pato, asi lo llamabamos, el Pato Lassalle a pesar de los 17 años que nos separaban está igual, simple, profundo, brillante, noble, generoso, un encanto de persona.

Recuerdo cuando iba a Pirque a hacerme mis clases, tenía que entrar caminando 3 km para llegar a mi casa, no llegaban micros, él se había venido hace poco de Témuco y no lo estaba pasando bien, extrañaba a su familia, a sus hijas, su mundo, pero a pesar de eso siempre estaba con una sonrisa. Salíamos a caminar por la parcela despues de clases, recogíamos bichos, me nombraba las flores, jugaba con mis hijos, de pronto paso a ser parte de mi familia. Pasó el tiempo y el formó nuevamente una familia, ahì su tiempo se hizo escaso y poco a poco fuimos distanciando las clases hasta que dejamos de vernos…., siempre lo extrañé, es curioso como a veces nos alejamos de personas que son tan importantes en nuestra vida, y sólo nos damos cuenta de ello cuando los reencontramos. Me pregunto cuantas personas se perderán de nuestra camino mientras soñamos que somos felices.