Posts tagged ‘pensamientos’

noviembre 19, 2011

Testamento

Cuando era una joven de pelo largo, con alguna que otra trenzas improvisada amarrada de flores silvestres para que me hiciera pensar que era parte de la tierra, con  vestidos de colores vivos que se arrastraban por el suelo (para clavar mis pies y los sentidos al sinsabor). Con aros de plumas y defensora de mis propias ideas, nunca de otros.

Cuando izaba banderas de territorios que consideraba defendieran y protegieran a los que no tenían puerto. Cuando pasaba horas tirada en la tierra mirando las estrellas imaginando cuantos universos había tras cada una de esas puertas milagrosas. Cuando luchaba en silencio, pero sin desfallecer (para que nunca se me acabara la fuerza), por los que tenían menos que yo, cuando creía que haría camino, cuando  desandaba el tiempo alrededor de una fogata en alguna de las playas de este largo país, mi país, mi Chile, que es todos los países del mundo, los países que visten este maravilloso planeta,  este único y milagroso planeta, abrazaba mi guitarra y cantaba con el alma esta canción, ahora…, en este bendito tiempo no sé porque toma tanto sentido para mí y pienso… ¿a qué le debo una palabra?. (Son tantas y tantos…, por Dios, tanto)

Es por eso, que lo que me reste de vida, de tiempo,  he de seguir manchando mis dedos con la tinta que tiñe mis dedos. He de escribir, gritar con la letra que duerme por los que no pueden hacerlo, por los que no tienen voz, por lo que deben escuchar nuevas verdades sin importar que las palabras hagan yaga en las tripas o abran  nuevos caminos en los surcos de mis ojos, o en las viseras de los que las oigan, ¿qué importa si con eso logramos que un pan entre a una boca, o una idea salga de una cabeza inteligente?

Hoy a pesar de todo lo malo y la gran cantidad de lo bueno, comprendí que la felicidad se mide en los momentos en que estamos conscientes que existimos y de lo mucho o poco que podemos hacer por el que no tiene nada y posee tanto.

Anuncios
octubre 29, 2008

Día del perdón y de fiesta.

Es una fiesta caminar por la vida entre sus yagas, sortear dolores con los dedos blancos, pisar las calles con los ojos. Por un instante sentirse libre de la peste que se amarra a las muñecas, ¡la ilusión!

Es una fiesta…, imaginar que soy un gigante milenario, caminar por los días atrapando las tristezas de un rostro con heridas, que corro por los mares pescando redes de esperanza, que vuelo por las noches vestida de sueños placenteros.

Caerme de bruces en un colchón de risas, volar sobre árboles en brote en las noches que me arranco de este cuerpo, rozar el agua con los dedos, hacer giros entre estrellas y despertar entre sabanas perfectas.

Es una fiesta saberme toda tierra, primavera brotando en cada esquina de mi cuerpo, ver por mi sangre esa chispa que da vida, saberme parte de un todo y renacer segundo a segundo mientras muero a mis apegos.

Estar viva, caminar con mis dos piernas, mirar el horizonte por las tardes, decir a los que amo palabras con sabor a almíbar. Llorar cuando tengo pena, reír a carcajadas cuando estoy contenta, besar a mis perros, y prestar mi rostro para que ellos tengan un festín de languetazos.

Caminar descalza por la tierra, plantar nuevas flores en cada rincón de mis tristezas. Ser feliz porque hoy es el día del perdón de los judíos. Estar alerta, porque pronto será el día de la pobreza y podré regalar un plato de comida. Decir “gracias” con la mejor de mis sonrisas al más humilde. Hoy es fiesta, una fiesta más de mis tantas pequeñas celebraciones, sólo porque es un día más para estar con los que amo y en paz con el mundo tal y como esta marchando.

(Esta canción me encanta, lamentablemente el video no esta con imagen, pero por el solo placer de escuchar su música la cuelgo.)

septiembre 26, 2008

Reflexiones y scientology

El viento patea mi puerta, las voces de las veredas, aunque lejanas, me quitan el silencio que tanto amo y me llevan al mundo, me siento en un rincón de éste y lo miro correr en su propia indiferencia, me hastía. Me cansa, me abruma. No quiero que me coma, quiero mirarlo desde un quieto silencio, desde una delicada mansedumbre, como si fuera yo una brisa suave que mece la copa de un árbol cualquiera.

Vengo de leer el blog de Milla, me gustó hacerlo, me hizo bien hacerlo. Me place leer pots que hablan de lo que pasa, lo que piensa, de aquello que corre dentro de los seres humanos, y me dejó pensando. “Patty, hay tanto que todavía vale la pena leer en la web, tanto que descubrir e imaginar, hay tanto por lo que, dentro de nuestra más inmensa serenidad, dentro del más asombroso silencio, todavía maravillarse!.
Milla es de Scientology, no conozco mucho de esa ciencia o tendencia espiritual, pero si puedo decir algo con certeza, la gente que he conocido de scientology son de esas personas que me dejan esbozando una sonrisa de placidez, son aquellas personas que se detienen en la orilla del camino y piensan, luego comprenden. Bien por ellos! Un beso para ti Milla.

julio 21, 2008

Un nuevo comienzo

Este fin de semana se me fue ligero como una hoja en la brisa matutina, dejándome un sabor de vacío, son esos días en que no logras pisar sensaciones plenas, tampoco rechinaron mis dientes, cosa que hago cuando algo especial me ocurre, tampoco aprete mis manos, (cuando quiero retener los momentos), no paso nada de eso,  simplemente se fue. Tal vez paso porque no pude situarme como debía en el presente, estaba adelantada en los días. Mañana comienzo en un nuevo trabajo, una oportunidad muy interesante y con nuevos desafíos, eso

read more »